Abi

Sexo: Hembra

Raza: Bull terrier X

Edad aproximada: 4 años

Tamaño: Pequeño

Cuando la gente ve a nuestra Abi, tan chiquita, alegre y simpática, nunca podría imaginar lo mucho que ha tenido soportar su pequeño cuerpecito y la lucha que ha tenido que afrontar para salir adelante.

La pequeña Abi fue vista por casualidad deambulando por un polígono de Málaga con todo su cuerpo lleno de heridas y problemas dérmicos, con un aspecto totalmente lamentable que delataba lo malita que estaba y lo que estaba sufriendo. Abi tuvo la suerte que un trabajador de uno de los almacenes se percató de su presencia y no dudó en darle su bocadillo para alimentarla, pero la cosa no quedó ahí. El chico, impresionado por el estado tan demacrado en el que Abi se encontraba, no pudo hacer caso omiso y dejar a la perra allí, por lo que acudió a nosotros en busca de ayuda, y así fue como Abi entró a nuestras vidas.

Tras múltiples pruebas, Abi dio positivo en Leishmania, lo cual explicaba el por qué de tantas heridas en su cuerpo, pero a pesar de todo, Abi luchó como una campeona y poco a poco fue recuperándose. La leishmania sigue ahí, pero la tiene totalmente controlada y no le ha quitado las ganas de vivir a este pequeño terremoto.

Abi no solo llama la atención por su tamaño peculiar, sino también por esa cara y esos ojos de alegría con los que te mira y con los que te está pidiendo a gritos que le des una muestra de cariño, por lo que es una perrita que derrocha amor por cada uno de sus poros.

Además, es una perra muy obediente a la que solo le hace falta una mirada o un NO para que sepa inmediatamente que es lo que no nos gusta y que se nos quede mirando con su carita de pena, lo que la hace una perra sumisa.

Aunque a la hora de jugar la conocemos como el pequeño terremoto porque le encanta, esta actitud cambia totalmente cuando sale a la calle, convirtiéndose en perrita que pasea muy tranquilamente, junto a ti, sin pegar un solo tirón.

Obviamente, toda esa alegría y simpatía que derrocha Abi no solo la muestra con las personas, sino también con el resto de sus compañeros perrunos a los que adora. Le encanta conocer a nuevos amigos y jugar con ellos. Tanta felicidad le da, que en ocasiones la verás dar pequeños saltos de alegría como si fuese un conejito, lo que la hace aún más graciosa, junto con su peculiar tamaño.   

Para Abi no gustaría una familia a la que le guste disfrutar de un perro alegre, que se comprometa a quererla tanto como ella la va a querer y a los que les guste compartir momentos con Abi, ya sea jugando o dando paseos al aire libre. Es apta para una familia que tenga más compañeros perrunos ya que encajará muy bien con todos ellos y será la hermana perruna ideal.

 

Si sois esa familia para Abi y queréis saber más sobre ella, escríbenos al correo:

modulob@protectoramalaga.com