DULCE

Sexo: Hembra

Raza: COMÚN

Edad aproximada: Menos de 1 año

Tamaño: Pequeño

NOMBRE: DULCE EDAD: 15/06/2019 SEXO: Hembra RAZA/MANTO: Europeo común / Rubia CASTRADA: No Test: Pendientes HISTORIA: Nuestra Dulce tiene una historia muy larga para su corta vida. Con lo pequeña que es, ha sufrido demasiado. Dulce llegó a la protectora porque con tan sólo un mes la atropelló un coche. Por fortuna alguien la recogió herida y la llevó a al refugio, en definitiva, le salvó la vida. Le tuvieron que escayolar su patita derecha con la que ha tenido que estar un mes desde que llegó. También tenía posible Herpesvirus, un virus que afecta a los ojitos de los gatos, no contagiable a los humanos. Ha estado con su tratamiento para recuperarse pero, como secuela de ello, uno de sus ojitos actualmente está velado. Ella puede ver bien, con total normalidad, pero es visible esa telita blanca que le cubre el ojo. El veterinario no nos puede confirmar si esta mancha en el ojo le desaparecerá con el tiempo. Aún así, su belleza está por encima de esto. Por otro lado, su patita está totalmente recuperada. Si no supieras su historia, no podrías decir que tuvo una fractura en su patita. Juega y corre como la que más. Después de un mes en la protectora para recuperarse de su fractura, se encuentra en una casa de acogida esperando a esa persona que quiera darle todo el amor, cariño y dedicación que se merece y que aún no ha recibido. Su casa de acogida nos cuenta lo siguiente sobre ella: Dulce, como su nombre lo indica, es todo amor. Cuando llegó a casa estaba muy asustada y desconfiada pero a la misma vez con muchas ganas de recibir y dar cariño. Sólo con cogerla en brazos ya se deshace en ronroneos, incluso con lametones. Poco a poco se le ha quitado el miedo a los ruidos, tantos ruidos que eran nuevos para ella. Ha aprendido mucho y se ha adaptado genial. Le encanta jugar, correr y saltar como cualquier gatito de su edad. Es una gatita muy intrépida y curiosa. También le gusta mucho dormir a los pies de la cama, le gusta estar acompañada en todo momento. Dulce ya ha sufrido bastante con lo pequeña que es, se merece una segunda oportunidad. ¿Estarías dispuest@ a dársela tú? Si estás interesado/a o necesitas más información, escríbenos a gatos@protectoramalaga.com