LIZ

Sexo: Hembra

Raza: COMÚN

Tamaño: Pequeño

NOMBRES: LIZ Y KEVIN RAZA: COMÚN SEXO: HEMBRA (LIZ) Y MACHO (KEVIN) CASTRADOS: LIZ (NO) Y KEVIN (SÍ) EDAD: 15-03-2017 MANTO: ATIGRADO TEST: NEGATIVOS HISTORIA: La historia de estos preciosos hermanitos nos hizo sentir un profundo dolor. Es una historia más de lo que el ser humano es capaz de hacer, de la irresponsabilidad y la indiferencia hacia la vida de otros seres vivos. Se trata de una historia de maltrato. Nunca podremos entender a aquellas personas que maltratan a los animales. Sólo una persona sin corazón sería capaz de maltratar hasta la muerte a un ser indefenso. No hay peor destino para un animal que caer en manos de personas que sean capaces de maltratarlos hasta acabar con su vida. Arrojados por una ventana. Tirados a la calle desde una ventana de un tercer piso con el propósito de acabar con sus vidas en el golpe. ¿Puedes imaginar lo que esto significa? ¿Qué no te permitan la posibilidad de huir, de no comprender el por qué me están haciendo esto, por qué han decidido deshacerse de nosotros de ésta forma tan dolorosa? Una mujer vio la barbarie que se estaba cometiendo en aquel momento y fue corriendo a intentar salvarlos. El impacto contra el suelo hizo que se les desencajara las mandíbulas y comenzaron a sangrar muchísimo. Tenía mucha prisa por el trabajo y no conocía ni la zona ni la calle, con lo que los llevó corriendo al refugio. Si no llega a ser porque ésta persona lo vio de lejos y trasladó de inmediato al refugio, hubieran muerto en el acto. CARÁCTER: Liz y Kevin aún están adaptándose al patio. Siguen asustados, como es normal, de las personas.. Les cuesta salir, tienen un poco de miedo si te acercas. En sus ojos puede verse el miedo que el género humano les ha causado. Pero poco a poco van comiendo de las chuches y sobrecitos que le traen los voluntarios todos los días. Liz es más valiente y se atreve a salir un poco más, Kevin es algo más tímido. Las secuelas del maltrato físico e interno que han debido de sufrir éstos animales perdurarán en su alma durante mucho tiempo. Liz y Kevin son unos sobrevivientes entre millones que sufren día tras día las más terribles formas de maltrato inimaginables. Liz y Kevin sueñan con tener una familia que los quiera incondicionalmente, que los cuiden y les den grandes esperanzas. A todos nos conmueven las historias de animales que reciben una segunda oportunidad después de haber conocido solamente el maltrato y la tristeza. Nos llenaría de esperanza pensar que un mundo justo para los animales es posible. ¿Por qué no haces realidad el sueño de Liz y Kevin? Si estás interesado/a o necesitas más información, mándanos un correo a gatos@protectoramalaga.com