Maya

Sexo: Hembra

Raza: Pastor X

Edad aproximada: 3 años

Tamaño: Grande

 

Nuestra preciosa Maya llegó a nosotros a raíz de que su dueño no quería seguir haciéndose cargo de ella y nos la trajo así, sin más. Maya fue otra víctima más de las consecuencias de la falta de responsabilidad de las personas, la cual vio como su vida cambiaba de la noche a la mañana, sin saber por qué, pasando de vivir en el calor de un hogar, a vivir en el frio y duro cemento. Esto en muchas ocasiones afecta emocionalmente a los perros,y en este caso, Maya no es un caso ajeno.

Al principio de su estancia en el refugio, Maya tuvo dificultades para adaptarse a un nueva vida y esto le generaba que fuese una perra tímida y asustadiza, la cual quería confiar en esas personas que ahora formaban parte de esta nueva vida, pero su miedo no le permitía ser la alegre perra que era fuera del refugio.

El tiempo fue pasando y poco a poco Maya fue haciéndose más y más a nosotros y a la estancia en la Protectora y finalmente conseguimos que nos mostrase su verdadera cara, la cara de una perra que solo busca el contacto humano y de alguien que la quiera y mime.

Maya es una perra muy alegre a la que se le sale el rabo de la alegría que le da cada vez que nos ve aparecer por su puerta de la jaula. Es una perra que disfruta de la compañía del ser humano, siendo una perra muy leal, a la que le encanta que la abracen y le muestren atención. Además le encanta jugar a la pelota con nosotros o que la saquemos a pasear. Da igual cuál sea la actividad, mientras estemos cerca de ella, a ella le basta y es feliz.

Es una perra que sabe pasear muy bien con la correa, pero la emoción que le produce sentir ese momento de libertad, fuera de las pareces del refugio, a veces le supera y siempre tiene ganas de explorar el mundo exterior. Sin embargo, si se le controla, sabe perfectamente caminar a tu lado y sin pegar ni un solo tirón, solo que hay que recordarle que no queremos que salga con tantas ganas.

Respecto a su relación con otros perros, es una perra que pensamos que encajaría sin problemas con cualquier macho. Da igual si es nervioso, tranquilo, juguetón o independiente, ella los aceptaría igual. Actualmente está conviviendo con otro macho con el que se lleva de maravilla. No obstante es una perra que en un primer momento desconfía un poco de ellos, por lo que prefiere conocer a los perros poco a poco para no sentirse intimidada.

Maya es una perra totalmente apropiada para personas que les guste hacer ejercicio o dar largos paseos por el campo, la playa, etc. No es una perra a la que le guste estar encerrada entre cuatro paredes, ya que eso le recordaría a su vida en el refugio, y lo que queremos es que Maya encuentre una familia que le haga sentir que eso forma parte del pasado. Es una perra con la que no te faltará dosis de amor y cariño y que disfrutará de cada momento que pase a tu lado.

No pierdas la oportunidad de conocer a la simpática Maya y poder ofrecerle el futuro que se merece. Si quieres saber más información Maya, escríbenos a:

modulob@protectoramalaga.com