Otoño

Sexo: Macho

Raza: Pastor mallorquin X

Edad aproximada: 4 años

Tamaño: Grande

 

Otoño es uno de esos perros con los cuales te preguntas día a día cómo es posible que un perro con ese carácter haya terminado viviendo en un refugio y lo peor de todo, cómo es posible que todavía nadie se haya fijado en él. Lo único que sabemos del pasado de Otoño es que fue abandonado en mitad de la noche, en la mas solemne soledad, sin importar qué podría pasarle a Otoño o el miedo que este pudiese sentir al encontrarse solo y tirado por la persona a la que más había amado hasta ahora, su dueño.

Al ver a Otoño vimos en él a un perro dominado por el miedo y el terror por todo lo que le estaba pasando, por no estar junto a la seguridad de la que hasta ese momento había sido su familia. Tal era la ansiedad y el miedo que le inundaba que en ocasiones se intentaba escapar de la jaula, desesperado por salir y volver a su vida anterior, a su antiguo hogar.

Poco a poco y trabajando con él, ese temor y ansiedad han ido desapareciendo y Otoño nos muestra diariamente lo magnífico perro que es y nos demuestra la injusticias que se hacen con los animales que, como él, son abandonados sin más a pesar de no tener problemas de conducta y ser animales que lo único que nos aportan son amor y cariño.

Otoño es un perro juguetón y muy sociable, al que le encanta relacionarse y conocer a nuevos amigos, ya sean caninos o humanos, y jugar con ellos. Es un perro que prefiere conocer a amigos que sean sociables, tranquilos y no sean dominantes, ya que se asusta y puede sentirse intimidado y tener la sensación que necesita defenderse. Actualmente convive con una perra y se llevan estupendamente, nunca han tenido ningún problema o rifirrafe, sino todo lo contrario, ya que gracias al carácter de Otoño ha ayudado a su compañera, la cual era una perra asustadiza, a sentirse más segura y confiada con los voluntarios. Es decir, que es un perro que “ayuda” a aquellos perros que se sienten más indefensos.

Respecto a la correa, Otoño se trata de un perro que sabe pasear muy bien con la correa. Cuando intenta adelantarte solo basta una simple corrección para que vuelva a ponerse a tu lado y no se separe

Sabemos que Otoño es un perro que encajaría perfectamente con cualquier familia, ya tenga niños/as u otros compañeros caninos, ya que con todos se llevará genial. Quien adopte a Otoño podrá comprobar que es un perro que derrocha alegría y simpatía y que lo único que desea es sentirse querido y ser parte de la familia, como fue una vez en su vida.

Si quieres ser la familia que le de a Otoño el final feliz que se merece y hacerle sentir que nunca más volverá a sufrir y que vuelva a creer en el amor del ser humano, escríbenos a:

modulob@protectoramalaga.com