Sila

Sexo: Hembra

Raza: Podenco andaluz

Tamaño: Mediano

 Sila es parte de la historia de nuestro refugio pero lo es también de cualquier refugio. Nuestros espacios están saturados, triplicamos y cuadruplicamos el número de animales que deberiamos tener. Ellos no tienen la culpa de nada, tienen su instinto y unos se defienden y otros atacan. La culpa es del abandono, de la dejadez de los políticos, de la ceguera de los que no quieren ver. Esta es la historia de una perra abandonada y ahora, atacada.

Sila es una perra orgullosa, fuerte e inquieta, dulce y amable. Una peluda muy muy personal. Cuando la bajamos al hospital realmente pensabamos que la pata no se salvaría pero lo cierto es que están haciendo un gran trabajo con ella. Está ingresada desde hace semanas, está cansanda y muy nerviosa, por lo que para poder llevar a cabo las curas tienen que sedarla. Estamos deseando que vuelva al refugio.

Aún no sabemos si tras todo este tiempo ingresada habrá que hacerle además un injerto. Los veterinarios tienen dudas pero están optimistas ya que la piel está regenerando muy bien.

Buscamos para SILA 25 padrinos que durante 2 meses nos ayuden aportando 10€ al mes. Con este dinero, podremos pagar la hospitalización y curas.

¿Te vienes a su EQUIPO DE MADRINAS Y PADRINOS?

ACTUALIZACIÓN: Sila fue tratada y como es fuerte como un roble, su pata mejoró tanto tanto que ya no se le nota nada. Además, ha sido felizmente adoptada por una voluntaria de nuestro refugio.

 

Mándarme información de cómo puedo ayudar