ALMA

Sexo: Hembra

Raza: MIX SIAMES

Edad aproximada: 5 años

Tamaño: Pequeño

NOMBRE: ALMA SEXO: HEMBRA EDAD: 02-03-2015 RAZA/MANTO: MIX SIAMÉS/BLANCA Y MARRÓN TESTS: NEGATIVOS CASTRADA: NO FECHA DE ENTRADA: 21-02-2020 HISTORIA: La preciosa Alma fue encontrada por una voluntaria de perros en un instituto donde acudió a dar una charla a los alumnos. Cuando salía del centro vio cómo el conserje estaba intentando sacar a la pobre gata del recinto con la ayuda de un palo, la pobre gata estaba aterrada y apenas se movía, pero le seguía empujando con el palo como si de un monstruo se tratara, empeñado en sacar de allí a la pobre gata que no mostraba en ningún momento una actitud agresiva. Ante esta escena, la voluntaria se acercó a la gata, parecía que no veía bien y estaba muy asustada. Se la llevó a su casa y la tuvo una noche escondida, ya que en su piso compartido no le permitían tener animales. Al día siguiente la llevó a su veterinario y le dijo que tenía gingivitis y posible ceguera, le mandó tratamiento para la gingivitis. Una amiga se ofreció para tenerla en acogida y darle el tratamiento, pero sólo la tuvo un día. Según ella la gata no paraba de maullar y los vecinos se quejaron y amenazaron con llamar a la policía. Conociendo a la gata, nos resulta muy raro que se comportara así, creemos que fue una excusa para no quedársela y así no darle el tratamiento, o a saber en qué condiciones la tenía en casa para maullar de tal manera. Ante esta situación, la voluntaria no vio otra opción que llevarla a la Protectora. Allí se le hizo pruebas y dio positivo en calicivirus, por lo que está en tratamiento, y sobre su problema de visión está a la espera de ser tratada por una de las mejores oftalmólogas veterinarias. Ahora se encuentra en acogida porque empezó a estresarse en la jaula donde estaba de tal manera que se le empezó a caer el pelo, y en la acogida provisional donde está va mejorando, pero desgraciadamente no podrá quedarse por mucho tiempo. CARÁCTER: Al llegar a la Protectora y ser hospitalizada, cuando notaba que estabas cerca no paraba de llamarte para que fueras a acariciarla, y ella no paraba de rozar tu mano con su cabecita y su cuerpo. Ahora en la casa de acogida provisional le encanta inspeccionarlo todo, es una gata muy curiosa, pero también te da todo su amor, le encanta dormir junto a tí y te despierta rozando su cabecita con la tuya. Es una gata muy dulce y cariñosa, se ve que está acostumbrada al trato humano y le encanta estar con nosotros, una gata totalmente hogareña que no entendemos cómo se ha visto en esta situación, no sabemos si se perdió, si la abandonaron...pero está claro que sería feliz si volviera a disfrutar de un hogar y que fuera su hogar definitivo, ya que desgraciadamente no puede quedarse mucho tiempo en la casa de acogida actual y no queremos que vuelva a estresarse viéndose otra vez en una jaula en la Protectora. Necesita un hogar definitivo de forma urgente.