Arwen

Sexo: Hembra

Raza: Amorosos Cabezones

Edad aproximada: 7 años

Tamaño: Mediano

Ref: 19524

ARWEN Y TORETO, historia de un amor.

Todos nuestros perros tienen un pasado, una historia. Siempre las conocemos, ya sea porque nos la cuenta quien los trae, ya sea porque ellos la llevan tatuada.

En el caso de Arwen y Toreto, es su piel quien nos la cuenta. Su piel y el amor que sienten el uno por el otro son su historia. 

No han estado bien cuidados, no han vivido en un auténtico hogar. Han llegado a nosotros llenos de heridas, con una cuerda al cuello, otitis y conjuntivitis, las mamas colgando de nuestra Arwen, hartita de parir celo tras celo. Pero lo más importante y es lo que nos trae aquí, es que han pasado toda su vida juntos. Durante seis, siete años han criado juntos a sus cachorros y juntos han pasado por todas las penurias y dolores. Y esa es su verdadera historia, su historia de amor.

Arwen es una princesa. Delicada y tierna pero que sabe perfectamente lo que quiere. Es muy tranquila y se derrite en tus brazos si le das mimos. Y si Toreto se pone pesadete de amor, ella lo pone en su sitio. 
Toreto es el típico brutote lleno de nobleza, te saluda saltando con su cuerpo de tonelillo y si no le haces caso, te ladra llamando tu atención para recibir más y más cariño. Adora jugar a la pelota, y en cuanto se lo dices se sienta diligente y te da la pata. 
Ambos son muy obedientes y sociables con otros perros, tanto machos como hembras. Ambos saben pasear con correa y admiten el bozal. Y además, ambos tienen la capacidad de ponerte ojitos tiernos para que se te rompa el corazón. Los voluntarios dicen que son la pareja de cabezones más equilibrados que han conocido.

Si los separas, están deseando volver a juntarse. Se reciben dándose besitos, Toreto salta de alegría moviendo el rabo sin parar y lloriqueando. Se buscan en los paseos y se rozan las cabezas. Y sabemos lo difícil que es que alguien los quiera juntos pero este amor se merece una nueva oportunidad, se merece que lo intentemos. Por favor, se merece que la oigáis.   

Quién sabe. Quizás alguno de vosotros haya vivido una historia como la de ellos, de esas imposibles. Quizás alguien haya tenido que luchar por su amor y quiera luchar por el de ellos. Y compartirlo, y darles más, más del que han recibido nunca. 

Quién sabe. Quizás podamos conseguirlo.
 

 Si quieres saber más sobre ellos, escribe a