Bartolo

Sexo: Macho

Raza: Amorosos cabezones

Edad aproximada: 3 años

Tamaño: Mediano

Ref: 21379

 NUESTRO PPPRECIOSO BARTOLO EN ADOPCION 

 

Nuestro Bartolo es uno de los casos más especiales que tenemos en el refugio y por eso nos entristece muchísimo que todavía no haya encontrado su final feliz, ese que tanto anhela y desea.

Se trata de un caso especial ya que pensamos que cuando fue rescatado, se trataba de un “perro salvaje”, es decir, un perro que nació en el campo fruto de una camada indeseada, o fue abandonado a una edad temprana,y que nunca ha tenido contacto con el ser humano y siempre ha vivido escondido sin contacto ninguno con él, siendo su único fin es el sobrevivir día a día, algo que no se merece vivir ningún ser vivo. Algunos pensarán que por qué no lo dejamos seguir siendo “salvaje”. La respuesta era que la vida de Bartolo corría peligro y no podíamos dejar que le sucediera nada malo 

Cuando Bartolo llegó al refugio, nos encontramos que era un perrito totalmente destrozado psicológicamente y con una gran miedo hacia el ser humano, lo cual nos hizo hacernos una idea de la triste y dura vida que habría tenido Bartolo. Al comienzo, era prácticamente imposible acercarnos a él. Sentía tanto pánico a las personas que una simple mirada, era suficiente para que él se sintiera intimidado y se escondiera en busca de refugio. No toleraba que le pusiéramos la correa. Él solo quería huir de aquellos extraños que, sin él saberlo, solo pretendía ayudarle y cuidar de él .

Todo ello nos provocaba una gran desolación en nuestros corazones, ya que sabíamos lo buen perro que era Bartolo, y que después de todo lo que había sufrido, el hecho de que todavía lo siguiese haciendo nos destrozaba el alma. Por ello, no decidimos rendirnos y trabajamos duro y con mucha paciencia para recuperar a Bartolo y hacer florecer su verdadero carácter.

Poco a poco, Bartolo ganó un poco de autoestima y empezó a tolerar más al ser humano. Nos permite ponerle la correa y pasear con nosotros aunque a veces se bloquea y nos tenemos que parar a que procese la información. En el patio le gusta esconderse entre las plantas e investigar. Actualmente está aprendiendo lo que es jugar con una pelota. 

Es un perro tranquilo y cariñoso que está aprendiendo a confiar en el ser humano y que lo único que necesita es de alguien que se comprometa a ofrecerle ese cariño y amor que ella necesita para seguir adelante. Es un perro que una vez que establezca ese vínculo de persona-perro, este será irrompible, y mostrará toda la nobleza, lealtad y dulzura que, los que la conocemos, sabemos que tiene. Por desgracia, ese vínculo no puede crearlo en el refugio ya que somos muchos los que vamos día a día y, a pesar de que ha avanzado mucho, no podemos completar este trabajo si la ayuda de una familia que le ofrezca el calor de un hogar y que le enseñe lo bello que puede ser vivir en una familia, una manada de seres humanos que lo único que quieren es dar a amor y paz.

En cuanto a su relación con otros perros, el desconcierto de la nueva situación para él , había provocado que se sintiera inseguro a la hora de relacionarse con ellos, pero poco a poco, al igual que con las personas, Bartolo se ha abierto y se lleva estupendamente con ellos, tanto machos como hembras, aunque prefiere compañeros perrunos que respeten su espacio ya que todavía se asusta y no se siente cómodo. 

Aunque Bartolo se siente cada vez más seguro con nosotros, sabemos que esto no puede ser para toda la vida y que necesita de una familia, por lo que estamos ansiosos de que llegue ese momento en el que alguien se fije en él y caiga rendido/a a su dulce mirada. Como se ha dicho anteriormente, Bartolo solo necesita de alguien que la ayude a seguir avanzando en su miedo y finalmente aprenda a confiar en el ser humano al 100%. 

Podemos aseguraros que no existe nadie en el refugio que no pueda deciros alguna palabra bonita de Bartolo. Animaos a conocer a nuestro precioso Bartolo y ver lo especial que es. Si queréis darle la oportunidad a Bartolo de que pueda tener, al fin, un final feliz, escríbenos a:

modulob@protectoramalaga.com