Beethoven

Sexo: Macho

Raza: Mestizo

Edad aproximada: 8 años

Tamaño: Muy Grande

Ref: 19643

Es curioso como a veces complicamos la vida de un animal y, sin embargo, a diferencia de las personas, estos siempre te reciben con su movimiento de cola, como si a pesar de todo lo negativo que les está pasando quisieran decirte, “no te preocupes humano, que todo va a salir bien, ya lo verás”. Y es que ya es difícil encontrar una familia que sea apta para muchos de nuestros perros y que quieran darle una buena vida, pero si encima a ello le añades que eres un perro mayor, eres un perro mestizo, por lo que no llamas tanto la atención como otros, y encima tienes gran tamaño, esto complica mucho las cosas. Por desgracia, son muchas las personas que se dejan influenciar por estos aspectos, a los que nosotros no le damos importancia, y que, automáticamente, descartan la adopción del animal sin darle la oportunidad ni de conocerle ni un segundo porque, “es que un perro grande no puede vivir en un piso”, “un perro viejo no tiene gracia porque solo va a traer problemas por la edad”, …

Sin embargo, nosotros, al igual que nuestro Beethoven, no queremos creer que todas las personas son así y preferimos pensar que hay alguien al que estos “detalles” no le importan y no vienen prejuiciados por unos cánones y estereotipos, sino que lo que buscan es un compañero fuel y leal, que les dé compañía y con el que compartir experiencias, y en eso, Beethoven no les fallará nunca.

Nuestro grandullón rubio es un perro que, aunque no es muy mayor, si muestra un temperamento calmado y sosegado, más propio de perros de una cierta edad, por lo que si lo que estáis buscando es un perro que no sea nervioso y que no necesite mucha descarga física, pero al que, si le guste disfrutar de los paseos y momentos en compañía, Beethoven es vuestro perro.

Beethoven es un perro muy cariñoso con el ser humano y que nunca ha mostrado un comportamiento feo hacia este. Se deja manipular sin problemas y ama sus momentos de cepillado en el patio. Podría pasarse las 24 horas junto a nosotros porque eso es lo que él anhela, la compañía del ser humano. Además, debido a su templanza, es un perro que sabe pasear con la correa y camina a tu lado, lo cual te hace ver lo educado que es y cómo, a diferencia de un cachorro, él no necesita tanta educación.

Respecto a su relación con otros perros, se supone que Beethoven llegó a nosotros siendo un perro no apto con machos, a los cuales, si se enfrentaba, pero también tenemos que decir, que nosotros no hemos conocido a ese Beethoven. Desde el primer día, Beethoven a tenido un comportamiento ejemplar con ellos. Es cierto que no hemos probado a que interactúe directamente con ellos, pero si ha salido de excursión y ha dado paseos junto a machos y hembras y nunca ha tenido un mal gesto hacia ellos. Él siempre se ha mantenido en su sitio sin preocuparse por el perro de al lado, por lo que consideramos que con hembras no debería tener problemas, y respecto a los machos, es algo que deberemos seguir corroborando y ver si Beethoven tiene algún límite con ellos o, de lo contrario, ese carácter del que nos hablaron, venia predefinida por el estrés y angustia que supuso para Beethoven estar fuera de la que era su casa, su hogar, y verse envuelto en un ambiente desconocido y hostil.

Para Beethoven buscamos una familia que mire más allá de la raza, de un físico, de una edad, y que realmente lo que quiera es adoptar al animal, en este caso al perro, que hay en él. Un animal noble y con mucha bondad, que lo único que necesita es de amor y cariño, y sentirse que no es un juguete roto, sino que hay alguien en esta vida que se preocupa por Beethoven y para la cual, Beethoven es importante.

Si estás deseando conocer a Beethoven, escríbenos a:

modulob@protectoramalaga.com