Calvi

Sexo: Macho

Raza: Labrador X

Edad aproximada: 2 años

Tamaño: Mediano

Ref: 19051

Este rubio con cara de bonachón y dulce es Calvi, un mestizo de labrador muy simpático y alegre, que no ha tenido mucha suerte en su vida a pesar de su corta edad, y es que ser de raza, por desgracia, no te libra de la irresponsabilidad de las personas, que cogen un cachorro por el simple hecho del “qué bonito es”, y después no son capaces de entender que todo ser vivo requiere de una dedicación.

Nuestro Calvi vino de la perrera, lugar donde su antigua familia le abandonó, y donde tenía los días prácticamente contados, por lo que no pudimos mirar a otro lado y dejar que este cabezón no tuviera la oportunidad de volver a encontrar una familia.

Calvi es un perro que, como todo perro joven, está lleno de vitalidad. Es un perro activo al que le encantaría estar todo el día jugando y correteando, lo que lo hace un perro muy apto para aquellas personas deportistas que estén buscando un compañero de fatigas. Da igual si es en la playa, en el parque, en la montaña, etc.; Calvi estará encantado de ir a todos los sitios junto a su dueño y poder pasar tiempo juntos. Esa vitalidad que rebosa puede apreciarse cuando vamos a patio a jugar o a pasear, donde se le ven las ganas tan grandes que tiene nuestro pequeño de disfrutar de la vida.

Calvi tiene ese carácter bondadoso propio de los labradores y, aunque a veces es algo cabezota, algo propio por su edad y por la falta de haber tenido unos referentes, sabemos que con una persona que culmine sus necesidades y que se implique en su educación, Calvi se convertirá en un perro diez. Es un animal que el único defecto que tiene es tener demasiado amor guardado dentro de su cuerpo, y que solo necesita de alguien que le diga como expresar esa felicidad.

Debido a esas ganas de descubrir el mundo y conocer sitios nuevos, Calvi está aprendiendo poco a poco a ser más suave cuando pasea con la correa y que hay mucha vida por delante para poder descubrir infinidad de sitios, por lo que no es necesario que, cuando salimos a pasear, vaya con ese ímpetu y ganas, y estamos a haciendo que Calvi empiece a aprender a disfrutar de los paseos de forma más relajada, disfrutando del momento y de las vistas que se le ofrecen.

En cuanto a su relación con otros perros, le pasa algo parecido que a la hora del paseo. Calvi es un perro muy sociable al que el hecho de conocer a nuevos amigos le produce mucha euforia, algo que se le ve en el movimiento de su cola la cual parece que se le va a salir del culo, ya que sabe que va a tener nuevos compañeros de juego, pero no entiende todavía que aunque él sea muy cariñoso con ellos, a lo mejor hay perro a los que no les gusta tanta vitalidad o muestras de cariño, por lo que tiene que aprender que ha de conocer a otros perros de forma más respetuosa para que estos no se mosqueen con él.

Como se ha dicho, en el caso de Calvi, es un caso como el de un niño que necesita de un padre que le enseñe a vivir y a cómo comportarse en cada situación de la vida. Calvi es un perro que emana alegría y positividad y que solo necesita de alguien que le enseñe a dosificar esa vitalidad y ganas de vivir que tiene.

Para Calvi buscamos una familia, a ser posible que viva en una casa con jardín donde Calvi pueda disfrutar del espacio suficiente para él, a la vez que experimenta lo que es el amor y el calor del hogar a través de la convivencia con las personas. Nos gustaría que la familia de Calvi fuera una familia activa, en cuanto a que no sean personas de estar todo el día dentro de casa, sino que les encanten las actividades al aire libre, o como se ha dicho, si les gusta hacer deporte Calvi encajaría perfectamente con ellos. Si quieres tener tu propio entrenador personal que te mantenga en forma, Calvi te echará una pata para ello.

Si quiere conocer a este rubio de ojos color avellana, escríbenos a: modulob@protectoramalaga.com