CARUSO

Sexo: Macho

Raza: Podenco X

Edad aproximada: Menos de 1 año

Tamaño: Mediano

Ref: 19223

 CARUSO, ABANDONADO 8 DÍAS DESPUÉS DE SU ADOPCIÓN 

Caruso fue encontrado en el río, abandonado a su suerte por su familia. Alguien lo encontró, ya que no paraba de llorar, y por suerte lo trajo a la protectora donde le encontraríamos a su verdadera familia. 
Después de una semana viviendo en una jaula, apareció una familia. Una de esas familias que piensas que es maravillosa, que vas a estar tranquilo porque el perro abandonado al que has estado cuidando va a estar en buenas manos. Una familia que decía saber lo que era tener a un cachorro, que comprendían que se tenía que adaptar a su nueva vida tras haber sido abandonado, que sabía que iban a tener que sacarlo a la calle muchas veces al principio ya que un perro abandonado no sabe hacer sus cosas fuera, que habían meditado todo antes de adoptar y ante una situación difícil iban a tener solución, que si hacía falta la ayuda de un adiestrador la pedirían, que lo iban a querer como uno más y que no entendían a la gente que abandonaba animales.
Bueno, pues ya os imaginaréis cómo ha acabado la historia. Una familia más que nos engaña y que son todo lo que decían odiar: una familia que ha abandonado a su perro, y encima estando enfermo. Caruso ha pasado de vivir en una casa a ser abandonado en un río, del río a una jaula en la protectora, luego de la jaula a su piso, y ahora otra vez abandonando en una jaula. Les ha dado igual lo que fuese a sufrir el pobre. Estos cambios en la vida del animal lo único que le provocan es sufrimiento y desconcierto. Nos han puesto mil excusas. Primero que no podían seguir con él porque se ha puesto malo de la barriga, se hacía sus cosas en casa y tenían que sacarlo seis veces al día a la calle con paseos de 30 min para que no ensuciara que el perro es muy activo (cosa que al estar en contacto con ellos por si tenían algún problema poder ayudarles, no mencionaron) y que en su piso no es feliz, que va a estar mejor en una jaula, que cuando en el futuro dejen de teletrabajar que no se puede quedar solo en el piso... No hay que ser muy listo para saber que como cachorro que es, el perro se hace sus cosas en casa, que hay que sacarlo muchas veces al día hasta que aprenda, que el cambio de pienso provoca diarrea, y que como cachorro que es, pues hace trastadas.
Pero bueno, por muy duro que sea para nosotros, sabemos que Caruso va a estar infinitamente mejor con nosotros que con una familia que lo que buscaba era un peluche y que le daba igual que hubiese una vida a su cargo.
Ahora Caruso está buscando a su familia ideal, a la definitiva, a aquella que sepa lo que es tener un cachorro y que lo quiera a pesar de todo, que por desgracia, es algo que no ha tenido nunca.
Caruso es un perro súper sociable al que le encanta estar con sus compañeros de chenil. Se lleva bien con machos y hembras de todos los tamaños y personalidades. Él lo único que quiere hacer es jugar con ellos al pilla pilla, perseguir juguetes y echarse largas siestas junto a ellos. Con las personas también es muy cariñoso, siempre dándole besitos a los voluntarios y pidiendo caricias. A pesar de su lado activo, es todo un dormilón. Siempre que vamos a visitarlo a su chenil, lo encontramos echándose la siesta junto a los demás perros.
Caruso merece la oportunidad de vivir en un hogar después de todo por lo que ha pasado. Es solo un cachorro, y no merece seguir creciendo en una jaula, con las lluvias, el frío, el estrés constante...
Si quieres darle la oportunidad a Caruso de ser feliz, no lo dudes más. Él te lo agradecerá eternamente con todo su amor y cariño.
Sólo adopción en Málaga.
 
¡ADOPTA A CARUSO!
Si estás interesado o necesitas más información, escribe a:
cachorros@protectoramalaga.com