CATI

Sexo: Hembra

Raza: COMUN EUROPEO

Edad aproximada: Menos de 1 año

Tamaño: Pequeño

Fecha de nacimiento: 01.12.2020 Sexo: Hembra Raza: Común europeo Color: Blanco/Atigrado marrón ¿Dónde se encuentra el gato actualmente?: Sociedad Protectora de Animales y Plantas (Málaga) Carácter: Asustadiza, tranquila ¿Adecuado para familia con niños? Se desconoce ¿Sociable con gatos? Sí ¿Sociable con perros? Se desconoce Discapacidad: No Esterilizada: Sí Testada: Doble negativo En espera desde: Marzo 2021 CATI fue rescatada del centro zoosanitario municipal (conocido por muchos como la perrera), donde podría haber sido sacrificada. No sabemos nada sobre su vida anterior, si fue abandonada allí cruelmente por sus dueños, o bien se encontraba perdida en la calle antes de acabar en el zoosanitario. Ahora se encuentra en el patio, esperando que pronto cambie su suerte con una familia que la quiera como se merece. Durante el tiempo que lleva en la protectora, CATI nunca ha tenido ningún problema de salud, ni siquiera los más típicos como ácaros o conjuntivitis. Es una gata muy sana, de tamaño mediano y come bien. CATI lo está pasando muy mal en el refugio. Lleva poco tiempo con nosotros, aún se encuentra muy asustada, y cuando entramos en el patio, intenta huir aterrada. Aún no se deja tocar, nos tiene tanto miedo que ni siquiera se acerca a pedir chucherías ni come mientras nosotros estamos por allí. CATI no es una gata arisca ni agresiva, probablemente, no se muestra demasiado como es en realidad en nuestra presencia, por lo que su personalidad puede cambiar bastante estando en un hogar. Con el tiempo, el espacio, la paciencia y la dedicación necesarios podría ser una gata juguetona e incluso cariñosa con los miembros de su familia. Con el resto de gatos es sumisa, tranquila y se mantiene al margen de conflictos. A veces se acurruca junto a ellos en su rincón favorito. El hogar ideal para CATI debería tener las siguientes características: -Una familia que tenga experiencia con gatos poco sociables, que busque una gata tranquila y no le importe que sea tímida, que haga las pautas de adaptación y socialización adecuadas, y le dé el tiempo y espacio que necesite hasta que ella se encuentre segura y confiada. Tienen que tener en cuenta que, aunque es buena, siente muchísimo miedo aún. -Puede convivir con otros gatos. .