Diablo

Sexo: Macho

Raza: Pastor Aleman

Edad aproximada: 7 años

Tamaño: Grande

Ref: 20767

¡Este animal ya ha sido adoptado!

 Los perros que hay en la Protectora son todos abandonados. Pero hay unos más abandonados que otros, y Diablo es de éstos últimos. A sus 7 años no podemos saber si alguna vez lo han querido, pero por su aspecto y su historia, parece que no.

 
A Diablo lo encontraron deambulando solo por un descampado. Sorprendentemente, tenía dueño, pero se desentendió de él. Ya se había desentendido mucho antes de hacerlo formalmente. El estado de salud y el aspecto de Diablo nos dice lo poco cuidado que estaba.
 
Es un pastor alemán con un carácter especialmente dulce, con personas y animales. Si le das de comer con la mano, lo coge con suavidad, para no morderte un dedo por descuido, aunque sus dientes están tan romos que poco daño podría hacer. Le gusta jugar con la pelota, y convive con machos y hembras sin problemas. A Diablo su nombre no le pega.
 
Un perro tan majestuoso como el pastor alemán, con ese color negro y fuego que tiene, debería ser tan hermoso por fuera como lo es por dentro, y apenas llama la atención. Tiene poco pelo, la piel mal y está excesivamente delgado. Qué poquito lo han querido.
 
Ahora está con nosotros, amor no le falta, y estamos empeñados en que se recupere. Él todo lo agradece, siempre mueve el rabo cuando ve a alguien. Pero siempre es solo durante un par de ratos al día, y él necesita más atención. Se recuperará mejor con una familia, en un hogar. A ver si descubre lo que es la vida formando parte de una familia que lo cuide y se preocupe por él. Diablo agradecerá todo lo que le den, porque él es así de bueno.
 
Diablo es joven, le queda mucho por conocer. Y lo que más necesita conocer es el amor de una familia. Él devolverá ese amor como solo saben hacerlo los perros. Paseará, jugará, hará gracietas, y será un perro feliz en cuanto tenga su oportunidad. 
 

Si estas interesado en conocerlo, amarlo, cuidarlo y dejar que te quiera para siempre, escribe a