Emperador

Sexo: Macho

Raza: Amorosos Cabezones

Edad aproximada: 4 años

Tamaño: Grande

Ref: 20315

Emperador estuvo varios días dando vueltas por un barrio de Málaga. Uno de esos días se cansó de buscar y acabó sentándose en la puerta de un negocio, seguramente esperando recibir la ayuda que llevaba días buscando.

Finalmente, nuestro cachorro acabó en la perrera y semanas después lo rescatamos.

Es un perro muy especial, y quien conecta con él disfruta muchísimo de un auténtico cachorro juguetón y bueno.

Al principio, tiene miedo de las personas desconocidas y sobre todo necesita de tiempo, espacio y comidita rica para confiar en ellas. Con algunas llega a una confianza media a las que permite ponerle el bozal, correa, sacarlo a pasear pero con otras… es pura magia verlo. 

Se convierte un bebé en sus brazos y es cuando te das cuenta que ese es el verdadero Emperador, el que se regala, el que confía, el que se entrega, el que ama… y yo siento envidia porque a mí no me quiere así.

Desconocemos el criterio que tiene a la hora de elegir a sus personas especiales pero hemos podido observar que en general conecta con hombres seguros de sí mismos, aunque también hay alguna chica con la que se lleva muy bien. Emperador se deshace con ellos, juega como si fuera un cachorro, saltando, tumbándose panza arriba y mordisqueando las manos sin apretar, aunque en cuanto oye una queja “ay ay ay” arrepentido les libera la mano o el brazo, mirando con cara de disculpa. 

Es un perro muy juguetón que además de conocer órdenes básicas, le encanta jugar a la pelota. También coge muy delicado los trocitos de salchicha con la mano, y no es posesivo ni con la comida ni con los juguetes.

Pasea muy bien con correa y admite perfectamente el bozal. Los perros le generan mucha curiosidad y aunque le da un poco de miedo dejarse oler, se pone muy contento cuando está con ellos. Así que en un hogar y poquito a poco, estamos seguros de que en el paseo acabará haciendo muchos amigos.

Emperador es un bebé en un cuerpo de grandullón, un Labrador color Rottweiler, que tan solo tiene miedo a que le hagan daño. Él no lo sabe pero es un perrito mágico pues cuando confía en ti te hace sentir especial, merecedor de su amor y confianza. Y afortunado será quien pueda sentir eso.

  

Si quieres conocer a nuestro cachorrón, escribe a