Faraón

Sexo: Macho

Raza: Amorosos Cabezones

Edad aproximada: 2 años

Tamaño: Mediano

No importa las veces que nos digan que perros, como Faraón, son perros peligrosos, perros con tendencia a la agresividad. Todo siempre es mentira y Faraón es un claro ejemplo de que no hay ser más dañino y agresivo que el ser humano. ¿Y por qué decimos esto? Porque Faraón, ese perro al que por su raza lo tacha la sociedad como un “peligro”, vino con el cuello abierto en canal y un agujero en la axila. Si señores, una raja en el cuello que le llegaba desde una, hasta la otra punta de la garganta, son entender como este animal sigue vivo después de eso, y suponemos que con la peor de las intenciones, es decir, deshacerse de él. Y nosotros nos preguntamos; ¿Quién es el verdadero peligro?

 

Estamos hartos que haya mentes tan perturbadas en este mundo, que lleguen al punto de tener la sangre tan fría y sean capaces de llegar al punto de querer matar a un animal, y por desgracia, ellos son los que siempre pagan las consecuencias. Faraón no se merecía ese daño, no se merecía sufrir ese mal. ¿Pero sabéis que es lo más alucinante? Que después de un suceso así, Faraón siga queriendo al ser humano, y no haya perdido un ápice de su lealtad hacia él.

 

Él simplemente es feliz. Feliz por haber tenido una segunda oportunidad. Una nueva oportunidad que le está ofreciendo la vida para volver a “vivir” y conocer la felicidad plena con una familia que le quiera de verdad. No importa lo triste que sea el día, Faraón siempre te recibe con una sonrisa que alegra a cualquiera y con unas ganas de vivir la vida, que te hacen ver cómo no hay “perro peligroso”, sino solo un animal que ha venido a este mundo para hacer feliz a su compañero humano.

 

Nuestro Faraón, como todo perro joven, es un perro al que le encantan los paseos y los ratos de juego. Es un perro que adora disfrutar de la libertad y el exterior y sería un perro ideal para aquella familia que tenga esas mismas ganas de disfrutar como él. A pesar de esa vitalidad que derrocha, es un perro que sabe tener sus ratos de calma y que es súper manipulable. Ha tenido que ser curado diariamente de sus heridas, y alguna vez bañado, y siempre se porta muy bien, tolerando todo lo que se le hace, sin problema ninguno.

 

Poco a poco, estamos enseñando a caminar a Faraón, junto con la correa, haciendo que camine a nuestro lado, y enseñándole a tolerar al bozal, y aunque el bozal le incomoda un poco, sabemos que lo lograremos y llegará el día que vea que el bozal no es algo malo, sino sinónimo de paseos y caricias de los voluntarios, algo que él adora.

 

Respecto a su relación con otros perros, se muestra algo desconfiado y pasito a pasito iremos trabajando con él para que aprenda a relacionarse con ellos. Creemos que con hembras puede ser sociable, siempre que sean hembras buenas y que no quieran buscar follones contra él. No obstante, todavía es algo pronto para determinar su compatibilidad, y que lleva muy poco con nosotros, pero estamos casi seguros, que veremos grandes avances en él.

 

Para Faraón buscamos una familia a la que le guste disfrutar de un animal juguetón, como lo es él, y que esté dispuesto a darle todo ese cariño, que hasta ahora no ha tenido, y que le enseñe que no todo los seres humanos son crueles,y que todavía queda gente en este mundo dispuesta a ofrecer lo mejor de si a animales, como Faraón, que han tenido una vida marcada por el sufrimiento y el maltrato.

 

Si quieres conocer a este chico de sonrisa eterna, solo tienes que escribirnos a:

modulob@protectoramalaga.com