Fido

Sexo: Macho

Raza: Bodeguero

Edad aproximada: 7 años

Tamaño: Pequeño

Ref: 18935

Fido es un bodeguero de tan solo siete años. Es un pequeño gordito amoroso, llegó con cierta reticencia, pero ahora es el primero en saludar, en pedir amor y en confiar en el humano. ¡Es un chico guapo, bueno y con ganas de disfrutar de la vida de perro! ¡Paseos, mimos, compañía y hogar! No solo una casa, sino un hogar donde tenga todo lo que necesita para ser feliz.

Fido ha tenido una vida dura. Durante toda su vida, junto a su hermano Purgui (pinscher), ha vivido encerrado en un piso. Como era el hermano mayor, tuvo que ser el fuerte, el que le protegía, el que cuidaba la casa y a su dueña. Jamás paseó, jamás supo lo que era vivir más allá de estar en un piso. La tragedia mayor llegó cuando la mujer decidió irse y dejar la casa, dejando a los dos perros solos seis meses. Tan solo venía alguien a darles de comer, ponerles agua y volvían a dejarlos solos. Finalmente, sus dueños decidieron que iban a llevarlos a la perrera a sacrificarlos. Querían librarse de ellos. Pero la protectora logró rescatarlos. ¡Por suerte esa vida ha quedado atrás!


Es el perrito perfecto para cualquier familia, no tiene ningún problema y adora estar en compañía y, sobre todo, los mimos. Le encanta que le mimen y le acaricien. Se acerca a los voluntarios buscando el contacto humano al que está acostrumbrado.


En la protectora convive con 5 o 6 perros más de diferente tamaño y edad, tanto machos como hembras, y se lleva muy bien con ellos. Especialmente con Purgui, con el que ha vivido toda su vida, que se acerca a Fido a darle lametones y cariño. 

Además, es compatible con gatos, tal y como se puede ver en su video.

Fido también le gusta mucho pasear y le encanta oler todo. Es muy feliz. Pasea muy bien con la correa y cuando se encuentra con otros perros en el paseo es muy sociable y simpático.  


Fido necesita una familia que lo cuide como se merece, desde que fue abandonado por su propia familia cuando más la necesitaba. Necesita una familia a la que amar y dejar de sentirse sólo en el mundo. Seguro que hay una familia para él. Le quedan mucho años para vivir, para aprender y hacer la vida de la familia que lo adopte muy feliz. No decepcionará. Es un perro ideal para cualquier familia. Fido anhela encontrar una familia y sentirse parte de ella.

¿Tienes un lugar en tu casa y en tu corazón para Fido? Estamos seguros de que Fido lo llenará y será tu mejor amigo.