Figo

Sexo: Macho

Raza: Mestizo

Edad aproximada: 1 años

Tamaño: Grande

Ref: 18309

Pobre Figo, tan joven y tener que vivir ya en tu piel la sensación de ser arrebatado de tu familia, a esa a la que tanto has querido, pero que, por desgracia, no era algo recíproco.

Eras un perro con un carácter tímido, inseguro, algo que, si no se trabaja siendo un cachorro como tu lo eras, puede convertirse en un problema. ¿Y qué pasó contigo Figo? Que no se preocuparon lo más mínimo en hacerte ver que el mundo no era un sitio peligroso, que no corrías peligro y que las personas no van a hacerte daño. Antes de llegar a nosotros, Figo estuvo un tiempo con adiestrador, el cual nos comentó que el perro vino con pavor a todo. Todo le asustaba. Le asustaba un movimiento más rápido de lo normal, el sonido del cuenco de comida, el ponerle unas correas, el intentar jugar con él, …

Poco a poco, Figo ha ido saliendo de su cascarón, pero todavía seguimos trabajando en ciertas áreas, como por ejemplo su miedo sobre las personas, cuando este tiene algo en la boca, ya sea comida, juguete u objeto, ya que se piensa que se lo vamos a arrebatar, cuando esto no es así. Por lo que poco a poco estamos trabajando en eso, con el fin de que Figo entienda que nadie va a arrebatarle nada y que lo queremos que entienda es que no es necesario que se defienda de un peligro que no existe, que solo está en su cabeza, y que todo ello se ha derivado de unos seres humanos que no se preocuparon en hacerle ver esto a Figo cuanto este era un simple cachorro.

Dejando esto a un lado, Figo es un perro cariñoso, que, como se ha dicho, es algo tímido al inicio, pero después es un perro muy noble y bueno el cual ves que lo que solo busca es el equilibrio emocional, y lo único que necesita es de un ser humano que le ayude a alcanzar dicho equilibrio. Es un perro que, a pesar de su juventud, no es un perro nervioso o que tenga excesiva energía, pero si disfruta de su jovialidad con paseos, los cuales hace muy bien y no tira durante ellos, y momentos de mimos y juego con las personas.

Respecto a su relación con otros perros, Figo ha estado viviendo en una manada junto a otros perros, tanto machos como con hembras, por lo que sería el compañero ideal para integrar en tu manada si estás interesado en ampliarla, ya que es un perro de carácter sumiso y social con otros perros.

Para Figo buscamos una familia que entienda que Figo, como no ha sido socializado de la forma correcta, es un perro que inicialmente necesita de un trabajo y paciencia a la hora de trabajar esa protección que tiene de los diversos recursos. No es un perro malo, no es un perro agresivo. Es un perro que no ha sido comprendido y el cual está pagando los platos rotos de esa falta de responsabilidad por parte de su primera familia, y es por ello por lo que buscamos una familia para Figo a la que no le importe dedicar un poco de su tiempo en hacer que Figo tenga una vida plena y sin miedos. ¿Quiere decir esto que el problema de Figo nunca se solucionará? No. Actualmente estamos trabajando en ello y sabemos que con constancia y trabajo va a mejorar muchísimo, como ya lo hizo antes en otros ámbitos como en su miedo atroz, pero es cierto que necesita de una rutina de trabajo y tiempo, y por desgracia, los estímulos negativos que aporta el refugio, como son el estrés, la ansiedad, la confusión, etc.; no ayudan y ralentizan el progreso.

Aunque Figo ha convivido con niños desde cachorro y los adora, si es cierto que preferimos que la familia que adopte a Figo no tenga hijos, debido a su pequeño problema, ya que muchas veces, los hijos sobre todo en una temprana edad no entienden que a los animales hay que respetarles su espacio o no saben interpretar su lenguaje corporal. ¿Quiere decir esto que Figo no es apto con niños? No. Figo si puede convivir con ellos y formar parte de una familia que tenga niños, pero si se diera el caso, lo suyo sería una familia cuyo menor tenga una edad en la que entienda como “respetar” a Figo y que entienda cuándo puede o no puede interactuar con él.

Si eres esa familia que busca Figo y que quiere hacer que Figo logre ese equilibrio emocional que le hará un perro de diez, no lo dudes y escríbenos a:

modulob@protectoramalaga.com