Fredy

Sexo: Macho

Raza: Amorosos Cabezones

Edad aproximada: 3 años

Tamaño: Grande

Ref: 16955

Otro de esos casos en los que la gente nos adopta un cachorro porque son muy bonitos y muy graciosos, pero cuando crecen ya no interesa y ya supone un estorbo, entonces, ¿qué hago? Lo devuelvo y así me quito el problema de en medio. Casos como el de Fredy son nuestro día a día, y estamos cansados. Cansados que el ser humano no entienda que un animal conlleva una responsabilidad y que son seres que, al igual que nosotros, tienen sentimientos y lo pasan muy mal durante ese proceso de adaptación en el que tienen que entender que su familia no va a volver, y que su nuevo hogar será una húmeda y solitaria jaula.

Fredy es un perro de una energía media, el cual adora pasar ratos de juego y pasar el tiempo en patio junto a los voluntarios, o tomando el solecito mientras disfruta de nuestras caricias y abrazos.

Como Fredy ha estado en una casa de acogida, es un perro que sabe comportarse en casa y suele tener un carácter tranquilo en ella. Además, es un perro que no molesta y cuando es la hora de su sueñecito, parece que no existe perro en casa. Como es de esperar, esta estancia en un hogar temporal le ha ayudado mucho, por ello, sabe pasear con la correa muy bien y es un perro muy obediente.

En cuanto a su relación con otros perros, Fredy es un perro sociable que se lleva bien con ellos, pero si es cierto que es un perro al que le gusta ser el hermano mayor de la manada y por eso le gusta mandar. Fredy prefiere que sus hermanos caninos sean perros tranquilos y sociables y que no sean marimandones como él, es decir, que no sean dominantes o brutos con él, ya que eso no le gusta. No obstante, si tus perros son perros tranquilos, Fredy se llevará estupendamente con ellos.

Otro aspecto a tener en cuenta de Fredy, y su relación con futuros hermanos caninos, es que es un perro al que le gusta comer solo, ya que prefiere disfrutar de ese momento en soledad. Algo parecido le pasa con los juguetes, y es que Fredy es algo caprichoso y como dice el dicho, “culo veo culo quiero”, y siempre le gusta tener el juguete que tienen los demás, y prefiere no compartir sus juguetes. Aquí en el refugio, cuando convivía con su compañera, lo que hacíamos era tirarle una pelota a cada uno, y de esta forma, nunca han tenido problemas. Esto no pasa con las personas, y Fredy no tiene problemas ni con los juguetes, ni con la comida, cuando se le manipula.

Para Fredy buscamos una familia que entienda que Fredy es un amor de perro que, al igual que las personas, tiene ciertas manías, pero no por ello le impiden poder formar parte de una familia. Si estás interesado en adoptar a Fredy y no tienes más perros, Fredy se adaptará sin problemas y tendrás toda su atención y amor. En el caso de que, si tengas otros perros, Fredy se llevará bien con ellos y no tendrán ningún problema, siempre que sean perro que vayan a su aire y no atosiguen a Fredy. Lo único que deberá tener cuenta su familia es que Fredy prefiere comer solo y que prefiere no compartir sus juguetes.

A pesar de sus pequeñas manías, Fredy es un perro 10 que se merece una oportunidad, y que estamos seguros de que cumplirá todas vuestras expectativas y será un miembro más de la familia, sin problemas.

Si estás interesado en Fredy, escríbenos a:

modulob@protectoramalaga.com