Gañán

Sexo: Macho

Raza: Amorosos Cabezones

Edad aproximada: 6 años

Tamaño: Grande

Ref: 19272

Siempre es difícil para un animal que su vida de un giro de 180º y que pase de estar junto a una familia, a estar en un refugio, pasando frío, viviendo en un continuo estrés y durmiendo en el duro cemento, pero si encima eres de color blanco, como lo es Gañán, todo se complica aun más.

Ese color, que para algunos es un sinónimo de belleza, para los perros puede significar un handicap, ya que debido a este pelaje y piel, las consecuencias de la estancia en el refugio se ven agraviadas y, en la mayoría de los casos, tener la piel blanca significa ser propenso a sufrir continuas heridas en las patitas, a poder quemarse la piel en las épocas de calor, y a ser mucho más sensibles a los diferentes cambios climáticos. Por eso, perros como Gañan sufren mucho en el refugio y nosotros por ellos. Por tanto, si estás leyendo esto, no pares de leer y ofrécele la oportunidad a Gañan de conocerte, y tu a él, que verás como no te arrepentirás.

Cuando Gañan vino al refugio era un perro apagado, consumido por la tristeza y las pocas ganas de vivir. Pero trás el trabajo de los voluntarios, Gañán vuelve a sonreir y a ser un perro muy simpático y alegre. A pesar de ser un perro adulto, Gañán no pierde ese espíritu joven y es un perro perfectamente apto para una familia a la que le guste disfrutar del aire libre y las diferentes actividades que nos ofrece. No se trata de un perro de energía alta, más bien media, pero a él le encantaría conocer a una familia que le gustase hacer cosas al aire libre, como correr, ir a la playa, hacer senderismo, etc.; actividades con las que él se sienta un perro vivo y con las que disfrutar cada momento junto a su familia humana, ya que mucho ha sufrido y ahora es hora de vivir.

Respecto al paseo, es un perro que sabe caminar muy bien con la correa y pasea perfectamente junto a otros perros sin problema ninguno. Actualmente estamos enseñándole a llevar al bozal y, aunque al inicio le costaba un poco, con unas pocas salchichitas y paso a paso, ha ido avanzando y ha mejorado muchísimo y ya apenas se siente incómodo con el bozal.

Con perros, todavía no ha sido probado al 100%, pero pensamos que es apto con ellos,ya que las veces que ha podido relacionarse con alguno, siempre ha mostrado curiosidad e incluso a intentado iniciar el juego con ellos, sobre todo con las hembras, con las que se muestra más predispuesto a ser su amigo. En el caso de los machos, pensamos que puede ser compatibles con ellos, siempre que no sean de esos perros a los que le gustan buscar follón, y que tengan un carácter sosegado y tranquilo, ya que esto podría hacer sentir a Gañán incómodo.

Solo buscamos para Gañán una buena familia que quiera compartir su vida con él y que le haga olvidar todo lo malo vivido y le enseñe todo lo bueno que le queda por vivir y poder disfrutar de paseos por el campo, correr entre la hierba, nadar en la playa y muchas cosas más con las que será un perro feliz.

Si quieres conocer a Gañán, solo tienes que escribirnos a: modulob@protectoramalaga.com