Goofy

Sexo: Macho

Raza: Bodeguero

Edad aproximada: 7 años

Tamaño: Mediano

 Este es Goofy, un precioso bodeguero de 7 añitos que llegó a la protectora en un estado de delgadez importante.

 
Sobre él podemos decir que es algo asustón, pues siempre está en estado de alerta. Normalmente, necesita comprobar su alrededor y ver que no hay ningún problema, que ningún humano o animal va a hacerle daño.
 
Una vez analiza el ambiente y ve que no hay peligros, se acerca a los voluntarios despacio a pedir que le rasquen la cabeza. Cuando ya tiene confianza y se suelta un poco, se vuelve un cachorro. Comienza a mover todo su cuerpo, su rabito y a poner caras graciosas pidiendo que le rasquen la barriga, las patitas, las orejas… Por un momento se olvida de todo ese miedo que tiene y se pone muy contento.
 
Estar con Goofy en patio es una gozada, pues o está pidiendo que le rasquen todo el cuerpo o está de arriba a abajo persiguiendo la pelota. Notamos que se suelta muchísimo de esta forma y que se permite ser como él es. Sabe traer la pelota, te la deja delante de los pies y comienza a ladrar y a pedirte que por favor se la vuelvas a lanzar. A nosotros se nos cae la baba.
 
A muchos perros le gusta que les den besos, a Goofy le encantan los abrazos. Se hace una bolita y se pega a tu cuerpo para que te acerques a él y lo arropes con tus brazos. Nosotros nos deshacemos y le damos todos los mimos que podemos. Al ser tan pequeño, es como abrazar a un peluchito.
 
A este pequeño le gusta mucho pasear, y de hecho lo hace muy bien. Confía mucho en la persona que lo está llevando y se queda al lado sin poner problemas. Es cierto que en paseo es cuando más alerta lo vemos, ya que son muchos más estímulos y es un espacio muy abierto, pero no nos da ningún inconveniente.
 
Por eso creemos que Goofy es el perro perfecto para cualquier familia, estamos convencidos que con amor, comprensión y cariño Goofy va a permitirse ser él todo el tiempo. Estamos seguros que con muchos abrazos diarios, Goofy va a dejar de tener miedo, va a dejar de estar alerta y va a ser el perro feliz que merece ser.
 
Si quieres ser esa familia que lo llene de abrazos y amor, escribe a geriatrico@protectoramalaga.com y te responderemos enseguida.