HANNA

Sexo: Hembra

Raza: Chihuaha X

Edad aproximada: 2 años

Tamaño: Pequeño

Ref: 20147

 HANNA

Esta perra tan pequeña es Hanna.

 

 

Hanna no ha llevado una vida nada fácil. Vivía en una casa con su "dueño" y su familia perruna: sus padres y sus tres hermanitos.

El "dueño" los tenía tirados en un patio, famélicos, sedientos, con la piel destrozada, en los huesos, aterrorizados por el poco contacto humano que este hombre les había dado. Los perros se mantuvieron con vida gracias a los vecinos que, indignados por la vida que estaban llevando, les ponían de comer a escondidas del dueño.

 

Un día, hartos de ver el maltrato que los pobres estaban sufriendo, decidieron rescatarlos y ahora están con nosotros. Por desgracia, solo pudieron rescatar a la mami y a sus hijos, el padre no pudo soportar más las condiciones miserables en las que vivían y murió.

 

La familia entera llegó aterrorizada al refugio. Todos se protegían unos a otros, pero en cuanto vieron que no íbamos a hacerles ningún daño empezaron a relajarse, aunque costó tiempo, paciencia y mucho amor.

 

 

Todos protegían mucho a Hanna, ella era la más pequeña y la más asustadiza. Nos costó llegar hasta ella, pero una vez que lo conseguimos sólo pudimos ver su cara de pena, sus ojos pidiendo ayuda, sus ganas de confiar en nosotros y el miedo que se la estaba comiendo por dentro por todo lo que había sufrido hasta ese momento.

 

Cuando Hanna se soltó y empezó a dar sus paseos por la jaula nos dimos cuenta de que algo no iba bien: cojeaba de la pata delantera izquierda. Tras varias pruebas vimos que tenía una luxación del codo delantero izquierdo antigua, que había estado mucho tiempo con ella y nos horrorizamos al pensar en todo el tiempo que había estado Hanna sufriendo con esos dolores sin siquiera quejarse. 

Hanna necesitaba una operación. 

 

 

Los veterinarios no nos aseguraban que pudieran salvar la pata, que quizá tuvieran que amputarla y cambiar su vida por completo. Pero por suerte la operación fue una maravilla y Hanna, a día de hoy, tiene su patita intacta, aunque con una leve cojera. 

 

La familia de Hanna ha sido adoptada, ella es la última que queda sin familia, pero por suerte, una de nuestras voluntarias se apiadó de ella y la acogió en su casa para que no tuviera que pasar todo el proceso de la operación y recuperación en una fría jaula.

 

 

Hanna vive actualmente con una perra más grande que ella y dos gatos, a los que ignora. Sigue siendo asustadiza y le cuesta confiar en personas nuevas, pero poco a poco se va soltando. Después de casi tres meses estando con su acogida ya empieza a jugar un poco con su acogida, gracias al trabajo y dedicación de ésta. 

 

Le encanta dar saltitos y correr moviendo su rabito cuando juega con la voluntaria al pilla pilla y también le gusta jugar con peluches, se tumba en su camita y los mordisquea lentamente. También le apasiona ponerse en dos patitas para poder pedir comida, es muy graciosa.

 

 

Aún así, sigue trabajando en su desconfianza. Aún se sobresalta cuando escucha algún ruido, o cuando alguien se la queda mirando fijamente. El cambio que ha dado ha sido espectacular, pero aún hay que trabajar varios aspectos. Toda su familia llegó igual que ella al refugio, la diferencia es que ellos estaban completamente sanos y no tenían ninguna dolencia que acrecentara su miedo. Hanna tuvo que lidiar con su miedo y el dolor insoportable de su pata. Ahora que por fin se ve la luz al final de su recuperación se va soltando más y va demostrando la gran perra que es y llegará a ser.

 

Buscamos para Hanna una familia tranquila, paciente y cariñosa. Que quiera trabajar con ella en su desconfianza, que sea paciente y le de su espacio, que pueda entender por todo lo que ha pasado y no la fuerce a ir rápido.

 

 

Hanna solo necesita paciencia, comprensión y mucho amor.

 

 

REQUISITOS INDIPENSABLES: Tener experiencia con perros con traumas/pánico/escapistas, tener otro perro en casa que pueda ayudar a Hanna a superar sus miedos, vivir en un piso y, preferiblemente, que no haya niños en casa.

 

Solo adopción a residentes en Málaga.

¡ADOPTA A HANNA!

Si estás interesado o necesitas más información, escribe a:

 

 

cachorros@protectoramalaga.com