MISHA

Sexo: Hembra

Raza: COMÚN EUROPEO

Edad aproximada: 1 años

Tamaño: Mediano

Ref: PATIO 1

NOMBRE: MISHA SEXO: HEMBRA EDAD: 20-06-2019 RAZA/MANTO: COMÚN/ATIGRADA GRIS Y NEGRA TESTS: NEGATIVOS CASTRADA: NO FECHA DE ENTRADA: 26-08-2019 HISTORIA: Nuestra Misha ha sufrido demasiado para su corta edad. Tenía tan sólo dos meses cuando fue encontrada inmóvil al lado de una carretera, cerca de la acera por la que pasaba una joven, que al ver a la gatita se acercó a ella y comprobó que estaba viva. Así que rápidamente la tomó en brazos y la llevó a la Protectora con la esperanza de que salvara su vida. Esta joven sin duda le salvó la vida a nuestra Misha, porque quien la atropelló no mostró ninguna humanidad y la dejó tirada en la calzada sin importarle lo que pudiera ocurrirle. Cuando llegó a la Protectora, estaba muy débil y se pensó en un primer momento que tenía neumotórax debido al atropello. Tras las pruebas realizadas, la pequeña Misha recibió el tratamiento y los cuidados necesarios hasta que finalmente se recuperó por completo. Desconocemos si se escapó de una casa o si formaba parte de una camada nacida en una colonia o en algún descampado, pero ella es un ejemplo más del peligro que gatos y perros corren en las calles, y sobre todo cuando son tan pequeños. Tras recuperarse de los daños sufridos por el atropello, nuestra Misha estuvo un tiempo en la Guardería, pero fue hospitalizada por calicivirus. Ha estado casi un mes en tratamiento, pero esta pequeña luchadora ya está totalmente recuperada y actualmente se encuentra en patio, esperando dejar atrás todos los malos momentos vividos en su corta vida. CARÁCTER: Nuestra Misha es una gatita tímida. Tras ser hospitalizada y recuperarse por completo, se encuentra en patio con gatos que son en gran parte mayores que ella. Es una gata que necesita su tiempo para ganar confianza, con nosotros en principio guarda cierta distancia, se muestra algo asustadiza con nosotros, aunque no huye ni bufa, simplemente se queda quieta, aunque por ahora no acepta bien nuestras caricias. Debemos tener paciencia con ella y respetar su espacio y tiempo necesarios para que confíe en nosotros. Con los demás gatos aún se siente algo insegura, y se siente mejor y más relajada dentro de una casita, donde acepta que le ofrezcamos comida y también la compañía de algún gato con quien compartir su espacio. Tenemos esperanza en que poco a poco se sienta más segura con el resto de sus compañeros y con nosotros.