Nika

Sexo: Hembra

Raza: Bodeguera

Edad aproximada: 7 años

Tamaño: Mediano

NIKA!
 
En muchas ocasiones, los perros que pisan la protectora llegan tristes y con mucha desconfianza, con miedo de todo lo que han vivido antes de llegar a nosotros. Sin embargo, el caso de nuestra pequeña fue llegar con el corazón roto.
 
Ella, junto con su hermana, acabaron en su chenil por el fallecimiento de sus antiguos dueños, sin saber por qué ya no estaban en sus camitas ni por qué estaban rodeadas de tantos ladridos desconocidos. Su tristeza comenzó a verse reflejada en su comportamiento, por lo que, con urgencia fue adoptada.
 
Sin embargo, Nika no mejoró, así que de nuevo está con nosotros en la protectora. Nuestra joven perrita necesita paciencia para mejorar y volver a confiar su cariño en alguien que la cuide y la entienda. Ella es muy lista, y quiere recuperar la confianza en alguien con quien jugar a la pelota, estar en un jardín en el que pueda correr y volver a mostrar esa sonrisa tan contagiosa que tiene, pero necesita tiempo para fiarse. Si no se le da, se siente cohibida, pues es muy posesiva. Aunque siempre te avisa gruñendo que algo no le gusta, para que la entiendas.
 
Si crees ser ese alguien capaz de entenderla y conseguir que vuelva a sentirse cómoda en un hogar, contacta con nosotros a través del correo geriatrico@protectoramalaga.com y te contaremos más sobre su historia.