Pelocho

Sexo: Macho

Raza: Bretón X

Edad aproximada: 5 años

Tamaño: Mediano

A Pelocho lo trajeron los dueños al refugio y a pesar de explicarles que no nos cabe ni un alfiler, que lo va a pasar muy mal en una jaula, que por qué no los ayudamos a buscarle una familia mientras está en su casa... todo les dio igual. Se dieron la vuelta y una vez cruzaron la puerta, lo dejaron atado y se fueron.

Es un perrito que en el refugio lo está pasando mal, no se adapta a vivir en una jaula. Es activo, juguetón, alegre... y una jaula se le queda pequeña para toda esa energía que desborda.

Es muy cariñoso y le encanta jugar con los voluntarios, interactuar con ellos. Nos busca en el patio dando saltitos, provocándonos para que correteemos y juguemos con él. Además, la pelota es otra de sus aficiones. Te la trae y la suelta, o puedes quitársela perfectamente de la boca, para que se la vuelvas a lanzar.

Con la correa pasea INCREÍBLEMENTE BIEN, nunca dará un tirón. Siempre va a tu lado, a tu ritmo, como si hubiese sido adiestrado. En el coche se pone un poquito nervioso y se mueve, es cuestión de aprender, pero se tranquiliza mucho si alguien va sentado con él y él puede refugiarse en sus piernas.

Es sociable con perros aunque un poquito inseguro. No es de los que juega con otros perros, él prefiere a sus humanos. Ha llegado a convivir en jaulas con numerosos perros, machos y hembras, de distinto carácter y no ha tenido problemas en compartir comida o espacio. No le hacen mucha gracia que lo monten o lo intenten dominar, pero la verdad es que pocos machos toleran esto. También podría convivir con gatos.

Hace poco salió de paseo al exterior acompañado de decenas de perros desconocidos y él iba siempre pendiente de su humano, ignorando a los demás perros. Al final del paseo un perro quiso atacarlo y ya le entró miedo y pensaba que todos los perros querían hacerle lo mismo, hubo que distraerlo y ayudarlo a salir de ese estado, y entonces volvió a pasear genial e ignorar a los demás perros.

Pelocho busca una familia que sepa apreciar su pelito negro rizado y por eso no lo discrimine. Pelocho busca una familia que juegue con él, que comparta con él mil aventuras, desde el sofá de casa hasta descubrir nuevos lugares.

 

moduloc@protectoramalaga.com