Reina

Sexo: Hembra

Raza: Mastín

Edad aproximada: 4 años

Tamaño: Muy Grande

Ref: 19249

ADOPCIÓN O ACOGIDA INDEFINIDA PARA LA GRAN REINA

Que triste e injusta es a veces la vida, que a veces se ceba contigo y parece que no tiene fin. Es muy triste saber que has sido abandonada y que, por fin, cuando habías sido rescatada y tu suerte parecía que iba a cambiar e ibas a vivir una vida plena y feliz, viene un giro de tuerca y la desgracia vuelve a caer en tu vida. Y no es justo Reina. No es justo que no conozcas que te vaya de este mundo sin saber lo que es el calor de un hogar, sin conocer lo que son unos abrazos de una verdadera familia y sin sentirte, por un solo instante, ser amada y formar parte de eso llamada familia.

No vamos a entrar en muchos detalles sobre la historia y pasado de Reina, ya que eso no tiene importancia. Lo tiene el aquí y ahora, y que tenemos que hacer lo posible por sacarte del refugio y que al menos, ya sea con una acogida indefinida para ti, u ojalá, quién sabe, que alguien se apiade de ti y quiera adoptarte Reina, aunque no te vamos a mentir, la cosa está muy complicada y es muy difícil encontrar ángeles así ya que, por desgracia, hace mucho que dejamos de creer en los milagros.

A esta grandullona con la que veis con esa mirada de tristeza, no le sonríe la suerte. Cuando llegó, vimos que tenía mal sus ojitos y que estos requerían de una cirugía ya que le molestaban en la visión, aunque a Reina eso nunca le ha impedido avanzar en la vida y vivirla con normalidad. Todo estaba listo, pero el destino tenía otro camino para Reina, y de pronto todo pasó a un segundo plano. Reina no estaba bien, Reina se desplomaba, no mantenía el equilibrio, apenas tenía apetito e incluso fuerzas ni para levantar su cabecita, y no sabíamos por qué. Tras realizarle diversas pruebas se averiguó que Reina tenia Miocardiopatía Dilatada, una dolencia cardiaca en la que el corazón de Reina tiene un tamaño aumentado de lo normal, lo que hace que su corazón no pueda bombear bien la sangre y, por tanto, esta no llega bien a todo el cuerpo e incluso al propio corazón.

Por desgracia para todos, y sobre todo para Reina, esta patología requiere de una medicación, de por vida, y una esperanza de vida no muy larga. ¿Cuánto? Lo que la vida quiera ofrecerle a esta grandullona. Solo esperamos que, al menos, Reina pueda tener la oportunidad de poder conocer el calor de un hogar, aunque sea como acogida. Como es de esperar, el problema de sus ojos queda apartado y, por consejo veterinario, es preferible no arriesgarse a una cirugía que pueda poner en riesgo la vida de Reina.

Si tienes dudas en si adoptar o acoger a Reina por su tamaño, no te preocupes, ya que a pesar de ello, Reina es una perra “cojín”, es decir, que tiene un carácter super tranquilo y se pasa la mayor parte del día o durmiendo o andando campante por la protectora, siempre con su característico ritmo sosegado y a “cámara lenta”, por lo que sabemos que en casa no tendrá ningún problema de comportamiento, ya que ella solo busca paz y tranquilidad.

¿Qué tienes más perros en casa y tienes miedo porque Reina no congenie con ellos? Te garantizamos que Reina es completamente compatible con todos los perros del mundo. Es una perra tan tranquila que ella va a lo suyo y puede compartir espacio y familia con una manada de perros y nunca hacerles un gesto feo. Actualmente vive suelta por la protectora con perros de todos los tamaños y come junto a ellos y nunca ha tenido problema alguno con alguno de ellos.

Sabemos que la gente no quiere animales enfermos, sabemos que la gente no quiere animales que tengan posible “fecha de caducidad”, sabemos que la gente no quiere animales grandes por su tamaño, sabemos que es muy difícil que Reina pueda encontrar una familia definitiva que opte por su adopción, etc.; pero lo que si sabemos, es que hay gente con grandes corazones que están dispuestos a hacer todo lo posible por brindarle a un animal condenado la mejor calidad de vida posible. Y por ello, también damos la oportunidad de quien se fije en Reina, pueda optar por la acogida indefinida y así poder ayudarles con su caso, ya que lo único que queremos para Reina es que no pase lo que le queda de vida en un refugio, sino que lo haga en un hogar junto a esa familia de gran corazón, que sabemos que aparecerá para “salvar” a Reina. Lo único que esperamos, es que no sea demasiado tarde cuando esa familia para Reina aparezca.

Si quieres acoger a Reina o adoptarla, no lo dudes y escríbenos a:

modulob@protectoramalaga.com