Romero

Sexo: Macho

Raza: Boxer X

Edad aproximada: 1 años

Tamaño: Grande

Este animal está reservado, si estás interesado en él revisa su estado en los próximos días.

Se llama Lucky Romero pero la verdad es que su única suerte ha sido acabar en una jaula, menos mal que a salvo.

Su desgracia es que no tiene ni un año y está creciendo encerrado, sin familia y sin amor. Eso hace que nuestro bebé sea un poco tímido al principio. Te observa tranquilo en la distancia y en cuanto ve que los demás perritos se acercan a ti y eres dulce con ellos, empieza a mover el rabito contento porque él también va a recibir mimos.

Nadie sabe que es un sol de perro, perfecto. Tan bueno, tan mimoso, tan juguetón. Un grandullón precioso con esas orejas tiesas y esas patorras grandes. Ojalá alguien sepa verlo.

Se derrite con las caricias, literalmente. Acaba desparramado por el suelo mientras lo achuchamos y le estrujamos el hocico y a cambio, recibimos numerosos lengüetazos. Todo lo recibe con alegría, para él todo es juego. Con gatos se muestra curioso hasta que finalmente los ignora.

Es muy sociable con otros perros, actualmente convive con tres machos más, algunos de ellos asustones, otros con una energía más alta y no tiene problemas con ninguno, tampoco al compartir la comida entre tantos. Lo hemos paseado entre decenas de perros desconocidos y no tiene problemas con ninguno.

Pasea muy bien con correa aunque cuando hay perritos cerca tira para ir junto a ellos. Tiene una energía media, adora jugar y corretear con la pelota y no le importa compartirla con otros perros. También es muy respetuoso con la comida y te deja tu propio espacio. Aunque no hay que olvidar que todavía es un cachorrón al que hay que educar y mostrar que no debe tener miedo ante ciertas circunstancias como ruidos fuertes. Estamos seguro de que aprenderá muy rápido.

Romero es un bebé grande que necesita crecer en un hogar y no en una jaula, jugar, recibir y dar amor.

Ojalá algún día le toque la lotería de encontrar una buena familia, esa sería su verdadera fortuna. Y afortunada la familia que pueda quererlo. 
 

Si te interesa Lucky Romero, escríbenos a moduloc@protectoramalaga.com