Rubi

Sexo: Hembra

Raza: Labrador X

Edad aproximada: 2 años

Tamaño: Grande

Ref: 19425

Hay animales que no hace falta que tengan el cuerpo reventado cuando llegan pues cuando te miran a los ojos sabes que han tenido una vida dura, repleta de miedos y falta de amor. 

Puede que no tengan el cuerpo roto, pero sí el alma. Y los ojos tan tristes de Rubí nos rompieron en dos. Cuánta pena y cuánto dolor llevaba dentro, y todavía lo lleva.

Tan solo tiene dos añitos y las tetas le cuelgan de tanto parir. A pesar de su miedo, sobre todo a los hombres, es buena como ella sola y nunca la verás hacer un mal gesto. Ni siquiera intenta escaparse, tan solo se encoge en un rincón. Por lo menos, ya ha dejado de temblar.

Es muy tranquila y pasea muy bien con la correa. Además, es sociable con otros perros. Se ha vuelto en el refugio de nuestro Águila, otro perrito tan roto como ella. Ella, dentro de su miedo, ayuda a los demás.

Necesita una familia paciente, delicada y dulce como ella, y sería buenísimo si tuvieran un perrito confiado que se convierta en el refugio de ella. Que la ayude a olvidar lo que ha vivido en su corta vida. Una familia que entienda su timidez, que no es su culpa y que necesitará mucho tiempo para convertirse en una perrita normal y mover su rabito de alegría. 

Ojalá alguien quiera quererla y le demuestre que existe el amor en este mundo.

 

Si quieres saber más sobre ella, escribe a