RUBO

Sexo: Macho

Raza: Amorosos cabezones

Edad aproximada: 1 años

Tamaño: Muy Grande

Ref: 21336

 

Rubo, el majestuoso.


Cuando la gente ve a nuestro Rubo, pueden ver a un perro grande, esbelto, poderoso, majestuoso, que se muestra seguro de sí mismo y orgulloso. Esto le proporciona una belleza  sin igual, una belleza impotente. Sin embargo, a pesar de ser un perro precioso, esto no le ha servido a Rubo para que alguien se fije en él y pueda encontrar una familia que lo quiera de verdad.


Nuestro pequeño Rubo fue desechado por su familia como si de un juguete se tratase. Siendo un perro color chocolate y de ojos verdes no nos extraña que quedasen prendados por su belleza, pero que al ir creciendo más de la cuenta, sobrase en casa.


Es una pena que, aun siendo un perro tan joven, ya haya sufrido el abandono de la que fuese su familia. No sabemos cuál fue su vida anterior, pero por lo que hemos conocido de Rubo y su carácter, consideramos que Rubo fue el típico regalo al cual no le prestaron mucha atención ni educación. 


Cuando llegó, Rubo se mostraba como un perro independiente, siempre a su aire. No obstante, en el refugio, Rubo está experimentando otro tipo de relación con el ser humano y esto parece que está cambiando poco a poco su forma de ser y está aflorando la verdadera personalidad que tiene, la del cachorro que es, Rubo ya no se muestra tan independiente, y día a día vemos como solicita el cariño del ser humano y nos busca para que lo achuchemos y lo envolvamos con nuestros brazos, además de jugar con él, cosa que antes no hacía. 


Es un perro que sabe pasear con correa muy bien y de forma tranquila siempre que no salga de forma efusiva, y que se comporta estupendamente en su recorrido, pero necesita mejorar en cierto aspectos de su vida, como la socialización con otros perros, es verdad que el es un perro sociable siempre que se haga una buena presentación, pero debido a la poca sociabilización que ha tenido de pequeño, necesita aún de un poco de trabajo para saber cómo relacionarse de una forma más tranquila.


Con los gatos se muestra con bastante curiosidad, como es normal en un perro que no ha tratado nunca con ellos, pero no muestra gestos agresivos hacia ellos, aun así para la convivencia siempre tendría que pasar un periodo de adaptación, tanto por él, como por el gato. 


A Rubo es un perro que la vida en la protectora no le está sentando nada bien, es un cachorro en toda regla el cual necesita, salir todos los días y poder desfogar toda su energía y en la protectora esto no es posible, y a él le está afectando negativamente a su salud y apariencia, el estrés está haciendo que pierda bastante peso y su pelo cada día va perdiendo más brillo, junto a su mirada todo se está apagando…


No es justo que un perro tan maravilloso como él esté creciendo entre rejas, si quieres darle una oportunidad no dudes en contactar con nosotros a modulob@protectoramalaga.com