Vulcano

Sexo: Macho

Raza: Malinois X Mastin

Edad aproximada: 2 años

Tamaño: Grande

Ref: 19515

  Los perros que inundan los refugios en su mayoría son perros víctimas de la caza. Pero luego hay una segunda clase y son los perros de fincas. 

Cuántos perros solitos en campos, en naves industriales, cumpliendo el papel de una alarma. Y sin una familia. Dicen "ese perro lo que necesita es campo" y no señores, no. Los perros lo que necesitan es una familia. 

Así que llegan a nosotros porque se escapan, porque se dan sus vueltas, porque ladran y al vecino le molesta (¿pero no los queríais para ladrar?). Aunque pienso que menos mal, es su oportunidad para salir de ese infierno de lluvia, de calor, de soledad.

Y esta ha sido la oportunidad de Vulcano. Lo encontró la Policía en una de nuestras queridas barriadas de Málaga donde hay mucho campo y mucha finca.

Es mestizo de Mastín y Malinois, así que podemos decir que es un cachorrón de Malinois gigante. 

Le encanta jugar, saltar, correr... y claro, todo en forma bruta, lo correspondiente a su tamaño. También es correspondiente a su tamaño el amor divertido que tiene por dar.

Juega con la pelota, con otros perros... para él todo es juego. Es sociable con otros perros, y ha convivido en el refugio con machos y hembras. Aunque no es un perro sumiso, por lo que no le gusta que otros perros le monten o muestren actitudes dominantes con él. Paseando con correa los ignora por lo que no supone un mayor problema.

Tiene mucha energía y necesita de una familia que le dé actividad pero también disciplina. Vulcano es como un cachorro grande al que nunca le han puesto límites y si no se los pones, hace lo que quiere. Sin embargo, si muestras disciplina y seguridad, es un perro obediente y sumiso con personas. Esto es lo que implica que haya vivido sin familia, sin límites y sin educación. 

Es un perro que a su manera es feliz en el refugio, está mejor aquí que en donde vivía. Pero esta felicidad le provoca dolor y es que no para de mover el rabito largo y de moverlo tanto y chocar con las paredes de la jaula, se le ha abierto la puntita de la cola y le duele y le sangra. Así que necesita encontrar enseguida una familia y un hogar donde Vulcano pueda ser feliz sin dolor.

 

Si quieres saber más sobre él, escribe a